Tu Viaje

¿Sabes que tu viaje, es tuyo? ¡Pués sí! Esa vida que llevas llena de momentos inolvidables, ternuras recibidas y dadas, llantos de frustración ante el dolor físico y la ausencia de alivio, llantos de soledad y dolor en el alma, noches de insomnio, tardes de alegría, amaneceres de esperanza… Todo eso , es tuyo. Nadie te lo puede quitar. Participa el que le des entrada, y quien se quede parado en el umbral de tu fantástica puerta, además de hacer sombra que molesta, está también en el medio de quien no lo piensa para compartir contigo lo que venga: Calambres insospechados por los que no puedas caminar, ataque de pánico ante alguna situación que no se puede controlar, tratar de adivinar lo que dices por la boca porque tienes tres palabras mezcladas en tu mente y por tu boca sale una que nadie conoce, bueno, malo, regular, diferentes, momentos amorosos o de coraje.
La próxima vez que te cuestiones porque fulano o mengana no estuvo, pues porque no quiso o no pudo (a veces llevan su propio difícil viaje); y ya el momento pasó y sigue siendo tuyo. ¿Ves? ¡Tuyo!
La próxima vez que te preguntes porque dolió, alegró o sorprendió lo sucedido; y miraste al lado y ahí estaba alguien tomando tu mano sin decir una palabra, ahí estaba alguien riendo contigo Continue reading “Tu Viaje”

Advertisements